Se ha producido un error en este gadget.

martes, 31 de enero de 2012

Válorate...

Ámate a ti mismo. Enamórate cuantas veces sea. Llora mil veces, ríete mil y una vez. Aprende a amar la vida aunque muchos sean tus problemas. Ten siempre en mente que después de la tormenta siempre sale el Sol. No mires hacia atrás, si el pasado fue bonito prepárate; el futuro estará aún mejor. ¿Por qué llorar? La vida continúa. Sonríe y disfrútala al máximo, que el tiempo pasa volando y estos momentos nunca vuelven.

domingo, 29 de enero de 2012

Creo en mí...

No creo que haya un destino escrito, no me gusta la envidia ni el verbo envidiar, tampoco me gusta lo artificial. No creo en el siempre, pero tampoco en el nunca. Creo en la tristeza, pero creo en la felicidad. Creo en la casualidad, la mala y buena. También creo que amar duele, pero prefiero sentir dolor a no haber amado nunca. Creo en los que creen que se puede creer, en algunos más que en otros, pero sobre todo... Creo en mí.

creo en mí

El principio de otro...

Vivir y Esperar El final de un viaje es siempre el principio de otro. El cambio es doloroso y siempre tiene un precio. Duele soportar ese precio, pero no podemos permitir que eso nos domine. El mañana es un misterio y lo único que podemos hacer es afrontarlo con determinación. Seguimos adelante, siempre adelante, hacia lo que sigue. Tomamos una decisión, nos comportamos de acuerdo con ella y no hay más que vivir y esperar.

Arriesgarse es la cuestión...

Aunque reír es arriesgarse a parecer un tonto. Aunque llorar es arriesgarse a parecer sentimental. Aunque acercarse a alguien es arriesgarse a involucrarse. Aunque mostrar tus sentimientos es arriesgar tu yo interior. Aunque exponer tus ideas o tus sueños a una multitud es arriesgarse a perderlos. Aunque amar es arriesgarse a no ser amado de la misma manera. Aunque vivir es arriesgarse a morir. Aunque desear es arriesgarse a ser defraudado. Aunque intentar es arriesgarse a fallar. A pesar de todo, debes arriesgarte. Debes correr los riesgos simplemente porque el más grande de los peligros de la vida es no arriesgarse. Las personas que no arriesgan nada o nunca tienen nada, no hacen nada. Tal vez podrán evitar el sufrimiento y la tristeza, pero no logran aprender, sentir, cambiar, crecer o vivir. Prisioneros de sus temores, son esclavos que han renunciado a su libertad, pues sólo cuando una persona se arriesga, es libre. Los pesimistas se quejan del viento; los optimistas esperan confiadamente que los vientos cambien de dirección y los realistas, ajustan sus velas en la dirección correcta. Arriésgate. Es cierto que puedes perder.
Pero... ¿Has pensado en lo que puedes ganar?

utopía

Las cosas cambian...

 Las cosas cambian. Hasta ahí llegamos todos. No nos damos cuenta de que lo que podemos tener llegará un día en que no esté ahí y será entonces cuando lo echemos en falta, cuando nos demos cuenta de lo que hemos perdido, cuando nos arrepintamos de no haber sabido aprovechar eso que antes habíamos llegado a despreciar. El amor no lo entiende nadie, ni si quiera el ser que lo creó, pero todos lo necesitamos, todos lo odiamos, pero es una droga a la que hasta la persona más sana es adicta. Es todo lo que se puede tener en esta vida. Lo tienes y no lo quieres, lo quieres y no lo encuentras. Ley de vida, ley de amor, esa ley que no se puede saltar y que todos nos vemos obligados a incumplir. "AMOR" Me lo definieron como una palabra con cuatro letras, dos vocales, dos consonantes y dos idiotas. Recuerdo que me reí hasta que me dolió y luego de repente, empecé a llorar como una niña pequeña, no tenía fuerzas para nada. Todos sufrimos por amor, lo más bonito se convierte en un infierno y esa persona que nos hizo sentir por encima del cielo se transforma en aquella que no quieres ni volver a ver. No sé, es demasiado complejo para nuestro entendimiento. Cuando se abre una puerta se cierra otra, pero no se pueden igualar, es complicado. Ciertamente, las cosas cambian.

El que me hacía sonreír...

Tú. El que me hacía sonreír, el que me apoyó cuando nadie lo hizo, el que no me dejó caer, aquél que me levantó antes de que me cayese al suelo. El que estaba ahí en las buenas, malas y regulares. El que soportó mi carácter como nadie. El que me ayudó a seguir adelante en más de una ocasión. Aquél que me dijo "puedes conseguirlo", aquél que se preocupó porque estuviese bien, porque fuera feliz. El que sonreía cuando yo lo hacía... TÚ. Fuiste la persona adecuada, pero en el momento equivocado. No sé, quizás te conocí demasiado pronto, quizás fue todo demasiado deprisa. Sé muy bien que las cosas ahora serían diferentes. Si te hubiese conocido ahora quizás lo nuestro hubiera salido a flote. Sí, estoy segura. Te querría como te quise en su momento, como me quisiste tú. Te quise, me quisiste, lo olvidamos, mejor así, eso dijimos. Sé que no fui la mejor y que tendrás a otras que me darán mil vueltas, pero siempre estaré a tu lado cuando me necesites. No es un final, es un libro con una continuación diferente, se han intercambiado los papeles.
Qué poco nos duró el amor eh...

Pequeños detalles...

Mira bien a los lados, quien te apoya y quien te va jodiendo porque lo importante son los pequeños detalles, en los que nadie se fija.

Wiz Khalifa

sábado, 28 de enero de 2012

Es que es ella...

Mi locura es, una sobredosis de felicidad y la clave es ella, mi mejor amiga , sí, aquella que es capaz de sacarme una sonrisa en cualquier momento, con la que los días pasan volando, a la que puedo contale todos mis secretos. Si, somos diferentes, pero compenetramos genial, la gente no puede imaginarse como es que nos pasamos cada momento riéndonos , ayudándonos, pero nosotras sabemos que si estamos juntas todo podemos lograr.  Vivimos la vida a lo loco, porque, a lo loco se vive mejor.


Lucia Zafrilla Rico
Mi mejor amiga.

Let it go...

Y ahora que hago yo sin ti a mi lado, se ha apagado el sol y se ha nublado el cielo, se me fue la voz de tanto llanto... Sin ti no se que hacer, me pierdo en el ayer, sin ti la vida no me vale, sin ti no puedo ver, es todo del revés sin ti a mi lado.

Un camino.

Siéntete importante...

Siéntete importante, deja de cabrearte al ver que las cosas no son como pensabas, no solo existe el malo y el bueno, el mundo es un lugar donde hay que luchar para poder ser feliz. No hay nada demasiado complicado, todo tiene solución menos la muerte. No llores si nada ni nadie merece tus lagrimas, no pienses si no tienes nada bonito en que pensar, encuentra la manera de coger la felicidad y nunca soltarla. Enseña tus dientes, alarga tus pestañas, haz fuerte tu corazón y no descanses en la batalla.

A solas.

Sé sincera contigo...

No olvides quien eres por mas borrosas que estén las estrellas, ver es engañarse, soñar es creer, esta bien no estar bien...A veces es duro seguir a tu corazón, las lagrimas no significan perder, todo el mundo sufre, sólo sé sincera contigo, con quien eres.
Una chica como yo nunca va a confundirse con otra.

martes, 24 de enero de 2012

Tenemos que creer en nosotros mismos...

El tiempo pasa, los aviones vuelan, los coches corren, los pájaros alzan las alas para así nunca caerse, las personas sienten amor, desamor, felicidad, tristeza, alegría, compasión y millones de sentimientos que podemos lograr, la vida transcurre sin que nos demos cuenta. No hay que perder ni un solo momento, ni un solo segundo, y nos tenemos que rebozar de sonrisas al despertarnos y antes de acostarnos. Porque que seamos pequeños, no quiere decir que no podamos sentir grandes cosas. Que podemos volar, estirar las manos, y ser felices. Que podemos sentir, sobrepasar las nubes, y reírnos de tal manera que al final nos duela la barriga. No merece la pena dejar de sonreír, dejar de ser feliz, no hay motivos para dejar de hacerlo mientras que tengas fuerza y coraje. Está claro que la gente cambia, y la vida cambia con ellos. Pero eso es irremediable. Al fin y al cabo somos personas, personas que se equivocan, que aprenden de errores… es decir, estamos continuamente aprendiendo, continuamente disfrutando del momento o simplemente lamentándonos por algo que hemos hecho y pensamos que no deberíamos de haberlo hecho. Pero es así. Es todo como un gran círculo, todo se repite. Siempre la misma historia, el mismo cuento… Tenemos que creer en nosotros mismos, y pensar que no debemos perder nada. Elegir entre miles de opciones e intentarlo todo en esta vida, porque muchas veces ya tenemos el no, pero tenemos que luchar por el sí. Tenemos que luchar por ser como somos, que nadie nos manipule, ser felices a nuestra manera, ser felices con quienes queremos serlo, y sobretodo ser nosotros mismos, porque si no, todo esto sería una gran careta. Y después de la careta, nada sale bien. Así que de nuevo nos toca llegar a la cima de la montaña con cuidadito para no caernos, dejando huellas por el camino a las personas que más nos quieren y que más queremos, dejando rastro para que así el día de mañana, estemos satisfechos por lo que hemos vivido. Ser persona con un corazón enorme, vivir hasta reventar. Querer, luchar, buscar, amar… Porque somos personas que tenemos algo en común; Esa gran capacidad de regalar sonrisa.
Se feliz solo un instante, y ese instante sera tu vida


sábado, 21 de enero de 2012

Aquí estoy y no vas a pasar por encima...

La vida es lo más complicado que existe. Es dura pero no hay opción, hay que ponerse frente a ella y decirle: aquí estoy, y no me vas a pasar por encima. Te vas a pegar tropezones de impacto, pero te vas a tener que levantar si o si. Te van a dar por todos los lados, pero tendras que aprender a esquivar los golpes. Van a pasar trenes y debes saber los que debes coger y los que es mejor dejar pasar. Gente? puf, cientos de personas irán de paso por tu vida…. Algunas para quedarse, otras para pasar desapercibidas, otras por desgracia… para irse haciéndote daño. La vida es casi toda cuesta arriba pero deberemos saber coger fuerzas para poder llegar a la cima y no quedarnos por el camino. Pero por encima de todo la vida es maravillosa, y lo primero que tenemos que aprender es a vivirla.



"Síndrome del Corazón Orgulloso"


lunes, 16 de enero de 2012

Búscame...

Cuando te apetezca, cuando notes que me echas de menos, cuando te mueras de ganas de tenerme, cuando no tengas a nadie que te diga que te quiere, cuando eches en falta las risas, las caricias que erizan la piel, las conversaciones sin rumbo, los abrazos en los malos momentos y las locuras, cuando necesites alguien que te sorprenda, cuando te des cuenta que nadie tiene esos detalles, cuando necesites que te digan lo especial que eres, lo bonita que es tu sonrisa, lo bien que lo haces y lo guapo que estas cuando te concentras, cuando mires el móvil esperando una llamada que ya no llega, cuando salgas y sin darte cuenta me busques con la mirada entre la gente, cuando inesperadamente alguien te toque la espalda y al girarte esperes que sea yo, cuando mis ojos ya no te pidan guerra, cuando las discusiones sean aburridas y los días rutinarios, cuando las canciones carezcan de significado, cuando recuerdes los buenos momentos y te arrepientas de no tenerlos ahora. Cuando eches de menos todos esos momentos, búscame.

egocéntrico

domingo, 15 de enero de 2012

El tiempo no cura nada...

El tiempo no cura nada, aleja de la memoria lo que ya no importa. El tiempo es justamente eso que nos hace daño. Noches en vela. Ganas de olvidar el echar de menos por unos segundos. Pensar en las putas palabras que se dijeron, y en lo que se debería de haber dicho. Mirar el cielo. Mirar el suelo. Idealizar la sonrisa perfecta, y que aparezca esa. Beber en exceso. Irse de chupitos. Desfase. Una montaña rusa de sentimientos. Que siempre quede el pero. Vigilar el teléfono. Autodestrucción. Autocompadecerse. Paranoias. Pensar en que pasaría. Escuchar esa canción. Escribir un mensaje y no tener cojones a mandarlo. Pensar en parar de pensar. Maldito insomnio. Aunque, la verdad, fue mucho peor. Mucho. Una profundidad aún mayor. Hubo más chupitos y más autodestrucción de la que cabe decir. Así que no me habléis de que el tiempo lo cura todo ni de gilipolleces por el estilo.


mylove

sábado, 14 de enero de 2012

Laura

Ella es la que siempre ha estado y la que siempre va a estar ahí. Es el mejor modelo a seguir que se puede encontrar. Me ha ayudado y comprendido cuando más lo he necesitado. Me ha levantado cada vez que me he caído y me ha mostrado hacia donde ir. Gracias a ella soy la persona que ahora mismo soy. Me ha enseñado a ver la vida como es y a vivirla como se tiene que vivir. Ella es alguien imprescindible en mi vida y una de las personas más importantes. Muchos querrían una hermana como la mía pero por suerte, la tengo yo. Es una persona increíble e inigualable a otra; De la cual estoy orgullosa y admiro .Es un verdadero ejemplo para mí. Y vivo con ella muchos de los mejores momentos de mi vida. La quiero. La amo ºº

amo

Porque sencillamente...

Porque sencillamente soy así. Tampoco seré la mejor hija de la que sus padres estén orgullosos de ella. Seguramente tampoco seré miss mundo o una modelo de victoria's secret. Pero tampoco seré la chica que se queda quieta cuando se lo dicen, por qué es imposible para mi. Romperé cosas sin querer. Discutiré con la gente a veces sin ninguna razón de peso. Lo que tengo claro es que seré la chica que lleva los pantalones rotos desde las perneras hasta las partes más altas del muslo en pleno invierno sin importarme. Estaré siempre dispuesta a hacer lo que sea por la gente que quiero. Me enfurruñare cada vez que sea necesario para conseguir uno de sus besos. Chillaré o cantaré por la calle como una histérica. Correré con tacones de aguja por la calle para intentar llegar a tiempo aunque nunca lo consiga. Estudiaré un cuarto de hora antes de los exámenes para sacar un simple notable. Pero ¿Qué queréis? Vivo la vida sin preocupaciones, sin pensar en lo malo que me puede esperar a la vuelta de la esquina. Me queda tiempo para madurar y comportarme como una adulta, queda muchísimo para que ocurra eso. Sencillamente, la vida es un juego en el que no puedes reiniciar la partida, pero si que puedes usar bien tus cartas para que sea como tú deseas.

viernes, 13 de enero de 2012

entenderé que necesitaba huir, para valorar el luchar...

He aprendido a afrontar los problemas, a no derrumbarme ante ellos por muy grandes que sean, he aprendido a contener lágrimas durante meses, a ser feliz y a partir de mentiras, he llenado miles de vasos observando como sin hacer nada... acababan vacíos, también he aprendido a no volver la vista atrás, a no arrepentirme de nada de lo que haga, a aceptar mis sentimientos y vivir con ellos, o darle la cara a los miedos, a no huir. Pero hay un día en que de nada sirve lo aprendido, de nada valen todos esos escalones que has estado subiendo, porque hay un día en que tropiezas y caes. Y ahora por una vez no voy a ser esa chica valiente que aguante lágrimas, ahora voy a correr, voy a huir de todo cuanto no quiero escuchar ni ver, y lo siento, pero deseo que no llegues a ese momento en que las fuerzas acaban, en que aunque sonrías, aunque imagines el mejor lugar de tu vida, las lágrimas no se contengan. Así que sí, aquella a la que a partir de ahora llamaréis cobarde puede que sea yo, sí, aquella que corre y corre sin dejar de llorar, aquella que acepta lo que hay y lo vive como se merece, y si tiene que llorar... pues llora, y si tiene que correr... correrá sin parar. No pienses que soy débil, no lo pienses porque no es así, pero necesitaba saber lo que se siente al huir, y ¿sabes qué? Que no ha servido de nada, sigo con el dolor en mí, sigo corriendo sintiéndome más débil con cada paso que doy, así que nada... voy a detenerme, a volver la vista atrás, y a volver a subir de uno en uno, todos los escalones de los que caí un día, y cuando llegue al final, entenderé que necesitaba huir, para valorar el luchar.
soy una luchadora